Clientes, Redes Sociales, Reputación on-line

Redes Sociales para abogados.

 3 Excusas de abogados para no hacer o hacer mal las redes sociales.

 

Redes Sociales para abogados Valencia: Estas son las 3 excusas más recurridas para seguir siendo un abogado alejado de los tiempos actuales.

Excusa 1: “No tengo tiempo, pero reconozco que debería hacerlo”

Claro que no tienes tiempo para gestionar redes sociales para abogados Valencia, ya tienes bastante con tus clientes, tus casos, tus procuradores, los secretarios judiciales, la inspección laboral o de hacienda de fulanito, con ponerte al día de las modificaciones legislativas, y acudir a ese curso del ICAV actualización sobre “compliance“, y además tiempo para en recoger a tu hijo del cole y sonreír a los suegros.

 

Además ¿Cuanto ganas por hora?, ¿Cuantas horas semanales vas a invertir en tu presencia profesional en internet?, los números no salen. Tu tiempo es oro. Ah! si eres de los que estiró su tiempo para acudir a un curso inútil de “Redes sociales para abogados”, ya sabes que luego no era tan fácil y tu perfil requirió más y más tiempo y se estancaron los seguidores una vez se apuntaron tus amigos.

En Verkot escuchamos a los profesionales, diseñamos una linea editorial y escribimos con éxito los perfiles de profesionales de médicos, cirujanos, arquitectos, criminólogos, cuidadores sociales. El trabajo es conjunto, y se perfecciona con el tiempo. No tenga miedo al presente, hasta las empresas más sensibles están en las redes sociales. Crecerán tus seguidores y el alcance de las publicaciones conforme a objetivos marcados respecto a la competencia, compañeros del ICAV ya están desarrollando estas tareas.

Excusa 2: “O las hago yo o nadie puede escribir de derecho o de mis servicios

Las redes sociales para abogados Valencia acercan personas, y los profesionales no pueden perpetrarse tras ilimitadas librerías de Aranzadi y lenguaje técnico incomprensible. Hay que hablar con la gente y se tienen que hacer en equipo.

En las Redes Sociales para abogados Valencia no se trata de escribir una tesis doctoral, ni en hacer la exégesis a los artículos más relevantes de una determinada norma. Se trata de establecer las especialidades del despacho, marcar un lenguaje diferencial de la competencia y atractivo para el profano en derecho, que permita mostrar a nuestro público potencial nuestra cercanía y conocimientos. La actualidad judicial suministra un buen pié para comentarios y viralización de contenidos.

 

 

Excusa 3: “….esque la normativa…esque el colegio de abogados ICAV…”

Ya sabes bien que es un tema superado. Que el tema de la publicidad, la página web, las redes sociales y en general la presencia en internet ya es una puerta abierta por la que los más espabilados han entrado para quedarse. Que el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) no es excusa, ni nunca lo ha sido de verdad.

 

Artículo 25 Estatuto de la Abogacía de junio del 2001 que regula la publicidad en la Abogacía, 

 

Real Decreto 658/2001, de 22 de junio, por el que se aprueba el Estatuto General de la Abogacía Española, cuyo artículo 25 comienza con un reconocimiento expreso a la libertad del abogado de realizar publicidad de sus servicios, aunque dentro de los límites   impuestos   por el   apartado   segundo   de ese mismo   artículo.

En   relación   a   este reconocimiento a la libertad de la prestación de servicios por parte de los abogados, la Disposición Derogatoria Única del referido Estatuto General contempla la derogación expresa del Real Decreto 2090/1982, por el que se aprobó el antiguo Estatuto General de la Abogacía, así como la derogación de cuantas otras normas de igual o inferior rango relativas a la ordenación profesional de la abogacía se opusieran al nuevo Estatuto General del año 2001.

Dentro de estas “otras normas” a las que alude la Disposición Derogatoria puede entenderse incluida la referencia a la obligación de autorización previa contemplada en la Circular 80/1999, quedando, por tanto, eliminada tal obligación.

 

El  artículo 25 del Estatuto General de la Abogacía Española señala que:

1. El abogado podrá realizar publicidad de sus servicios, que sea digna, leal y veraz, con absoluto respeto a la dignidad de las personas, a la legislación sobre publicidad, sobre defensa de la competencia y competencia desleal, ajustándose, en cualquier caso, a las normas deontológicas.

2. Se considerará contraria a las normas deontológicas de la abogacía la publicidad que suponga:

a) Revelar directa o indirectamente hechos, datos o   situaciones amparados por el secreto profesional.

b) Incitar genérica o concretamente al pleito o conflicto.

c) Ofrecer sus servicios, por sí o mediante tercero s, a víctimas de accidentes o desgracias, a sus herederos o a sus causa habientes, en el momento en que carecen de plena y serena libertad para la elección de abogado por encontrarse sufriendo dicha reciente desgracia personal o colectiva.

d) Prometer la obtención de resultados que no dependan exclusivamente de la actividad del abogado.

e) Hacer referencia directa o indirecta a clientes del propio abogado.

f) Utilizar los emblemas o símbolos colegiales y aquellos otros que por su similitud pudieran generar confusión, al reservarse su uso para la publicidad institucional que pueda realizarse en beneficio de la profesión en general.

3. Los abogados que presten sus servicios en forma permanente u ocasional a empresas individuales o colectivas deberán exigir que las mismas se abstengan de efectuar publicidad respecto de tales servicios que no se ajuste a lo establecido en este Estatuto General.

Esta previsión fue, asimismo, recogida en el artículo 7 del Código Deontológico de la Abogacía, aprobado en el Pleno de 27 de noviembre de 2002.

Dicho artículo reconoce el principio de libertad de la publicidad del abogado de sus servicios profesionales, siempre y cuando cumpla, de un lado, con los principios de lealtad, veracidad, legalidad y respecto a la dignidad de las personas; y, de otro lado, que respete las normas deontológicas del citado código así como las que, en su caso, dicte el Consejo Autonómico y el Colegio en cuyo ámbito territorial actúe el abogado responsable de la publicidad de que se trate.

Las redes sociales para abogados Valencia (ICAV), ni siquiera se consideran un medio de publicidad directa, así, que adelante, tu competencia lleva haciéndolo tiempo.